ESCUPEN AL PRESIDENTE DE COSTA RICA LUIS GUILLERMO SOLIS RIVERA EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL.


267158_presidenteescupa

 

Los empujones, gritos, ofensas y dos escupas que quedaron en los vidrios del carro presidencial el pasado miércoles, tras la visitas del presidente Luis Guillermo Solís a la Universidad Nacional (UNA), son una evidencia que el llamado a la defensa de los derechos humanos de los campesinos de la Zona Sur, se le fue de las manos a la Federación de Estudiantes de ese centro académico, tras la convocatoria a protestar frente a la Rectoría, lugar donde el mandatario impartiría una charla.   Según dijo Ana Lucía Castillo, vecina de Heredia quien llegó por al auditorio tras la invitación de su hija, cuando el mandatario daba sus primeras palabras empezaron los abucheos, “había un muchacho que le decía cosas feas, pero muy amable el presidente le dijo que hablaría con él después, pero no pudo terminar y salió afuera, otros los esperaban y fue donde se dieron cosas feas”, señaló.   Como lo informó DIARIO EXTRA, un verdadero zafarrancho se armó en las afueras del auditorio, por eso el mandatario salió bajo la custodia de los oficiales de seguridad de Casa Presidencia y la UNA.    ESCUPA DE LA DISCORDIA   Sin embargo, en medio de alboroto Solís se metió en el carro, se sentó en el asiento de atrás y cerró la puerta, pero la sorpresa de propios y extraños fue cuando de la nada salió un hábil joven que escupió en dos ocasiones el automotor.  “Yo me asusté y me fuí porque temía que algo peor pasara dijo Castillo, quien prefirió no revelar el nombre de su hija por temor a represalias.   Tras 24 horas de altercado, el mandatario dijo sentirse “muy contento que sean críticos con el gobierno”. Además, destacó que espera que la críticas también no solo provengan de los estudiantes, sino del resto de los ciudadanos, tampoco negó que le escupieran el carro más bien se mostró esquivo y pausado sobre el hecho.   Por su parte, Pablo Soto, representante de los estudiante de la UNA ante el Consejo Universitario y Johan Quesada, presidente de Feuna minimizaron ayer los bochornosos hechos que se dieron y no descartan que el zafarrancho lo generara un grupo de jóvenes que no pertenecen a ese centro universitario.   “Nosotros nos reunimos con el Presidente, le presentamos nuestra propuesta sobre el manejo de conflicto de tierras en Palmar Sur, además del Fondo Especial para Educación Superior (FEES) y que nos apoye para convocar a una mesa nacional de diálogo para discutir el tema de reforma fiscal”, señaló Quesada.   Por su parte Pablo Soto dijo que “no es cierto que un estudiante de la UNA escupiera el carro al presidente, incluso él rompió el protocolo y entró a la oficina de la Federación, nosotros trabajamos por el bien de los estudiantes, la universidad y por supuesto el país. Somos gente responsable y respetuosa, por eso es injusto que se le tome más importancia a lo que pasó a lo que proponemos por el bien del país”.   OLLA DE PRESIÓN   Tras el bochorno y alboroto, el análisis social y político llama a la reflexión y obliga al gobierno a poner las barbas en remojo, debido a que esto podría ser una señal que el país    “es una olla de presión que podría explotar en cualquier momento”, afirma el analista político Sergio Araya.   Al consultarle sobre la situación que vivió el presidente en la UNA dijo: “Ante nada hay que precisar la magnitud, el actuar de los universitarios representa un visión que no necesariamente refleja la molestia de todos, tiene una identificación a una causa, pero tampoco hay que minimizarlo porque este tema puede se de un grupo, pero puede llegar a convertirse en un tema país”, explicó Araya.   El especialista destacó que si se presentan una serie de manifestaciones aisladas, todas encuentran puntos de unión y se articulan, podría repetirse lo que ocurrió en el año 2000 con el llamado “lucha contra el combo del ICE”.    “Hay temas polémicos que generan presiones, reacciones e intereses como lo es el plan de impuestos que impulsa el gobierno y que impacta de forma directa en la gente de todas las clases sociales, esto sí podría ser un detonante importante que se reflejaría en la calles”, concluyó el  analista Sergio Araya.   CONSULTA PRESIDENCIAL   Queremos saber qué piensa sobre lo sucedido ayer en la UNA, donde estudiantes escupieron su auto. “Primero de ninguna manera generalizar que fueron estudiantes de la UNA y que fue la mayoría de estudiantes. Antes de llegar al evento donde firmamos los diversos documentos ayer (miércoles) se presentaron los jóvenes a protestar. Tuve primero un encuentro extraordinario con la federación de estudiantes de la UNA en la sede de la propia Feuna, estuvieron también sus representantes conmigo en un almuerzo que muy amablemente el consejo universitario nos ofreció a la primera dama y a mí. Cuando iba saliendo muchos estudiantes que estaban ahí manifestaron su repudio a lo que consideraban eran actos excesivamente hostiles. Decir que fueron masivamente jóvenes universitarios los que se comportaron así, no lo fueron. Yo me siento muy cómodo con los jóvenes universitarios, con los jóvenes de secundaria. Me siento muy contento que sean muy críticos con el Gobierno, creo que está muy bien que lo sean, no solamente por jóvenes sino por ciudadanos y ciudadanas. Lo de ayer (miércoles) me parece un acto absolutamente aislado que no refleja el estado actual, ni la forma como  la juventud costarricense entiende el momento  que el país atraviesa”.   – Vea mas en: http://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/267158/estudiantes-escupen-al-presidente#sthash.9thlseSj.dpuf


No Comments, Comment or Ping

Reply to “ESCUPEN AL PRESIDENTE DE COSTA RICA LUIS GUILLERMO SOLIS RIVERA EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL.”

Ir a la barra de herramientas